Departamento de Ingenierías

Docente: Alfonso Rodríguez C.

 

Outsourcing en desborde.

Piloto automático para la operación de TI

 

El outsourcing es una herramienta que les permite a las organizaciones mantener toda o alguna parte de su operación funcionando sin tener que administrarla directamente. (Entiéndase por administrar a los insumos, recursos humanos, etc. que esto conlleva)

En general, el outsourcingse ofrece como un servicio y resulta atractivo contablemente para efectos de quienes lo contratan. Sin embargo, también es una herramienta que puede resultar costosa para algunas organizaciones y muchas veces no se realiza el adecuado análisis para determinar si se requiere, en dónde se requiere, cuándo y durante cuánto tiempo.

Es claro que el outsourcing es una herramienta que puede aportar valor para las empresas e incluso en diferentes fases de su misma operación.

La manera más común de contratar un outsourcing es hacerlo mediante la contratación de toda la administración de uno o varios procesos. No obstante, pueden existir variantes que hacen más flexible la contratación de un ourtsourcing como lo podría ser el outsourcing en desborde.

Cuando el outsourcing está presente en una organización es porque el proceso externalizado no forma parte del centro de enfoque de ella y con esto se consigue mayor efectividad que permite orientar los esfuerzos de la organización a sus necesidades más importantes (en el caso de que el proceso externalizado si fuere muy importante, entonces se trata de una maquila). En este sentido, el outsourcing viene a complementar la operación diaria pero con recursos externos y bajo reglas que deben quedar muy claras entre el ofertante y el contratante.

Pero en la tarea de analizar las condiciones bajo las cuales se requiere un outsourcing, las organizaciones se encuentran con una decisión binaria de contratar todo, algunos procesos o nada; y es que en la realidad, un outsourcing que no necesariamente se adueña de toda la operación y lo hace gradualmente, podría hacer mucho sentido brindando alternativas de menor costo y podría resultar más flexible su contratación aunque con algunos retos en su implementación.

A diferencia del outsourcing total o selectivo en donde se transfiere el control de todos o de algunos procesos o subprocesos muy especializados y además se planea antes de iniciar su operación, el outsourcing en desborde puede transferir la operación a un tercero para todo un proceso o también para subprocesos, pero solo sucede cuando realmente se requiere, es decir, cuando los recursos internos de la organización en el proceso de que se trate se ven rebasados o bien insuficientes en el tiempo y de pronto se requiere el apoyo de un tercero para fortalecer o bien tomar la operación. Evidentemente el outsourcing en desborde tiene una característica difícil de medir que responde a cuándo es el momento idóneo para transferir la operación y he aquí precisamente lo interesante y complejo de este tipo de outsourcing.